image-2368298-DSC00539-45c48.JPG
Telescopio 2.2x
Especificaciones Técnicas  Uso:
  • Adaptable en monturas provistas por el profesional
  • Uso mono o binocular
  • Ideal para personas con deficiencias visuales o para uso profesional
  • Ideales para ver televisión 
Características:
  • Imagen de alta calidad 
  • Peso reducido 
  • Por el tipo de aumento, posee un insignificante movimiento de paralaje 
  • Sistema Galileo enfocado al infinito, regulable hasta distancia intermedia 
  • Para lectura se utilizan adiciones acoplables de fácil colocación 
  • Posibilidad de incorporar la prescripción del paciente
Datos Técnicos:
  • Aumento del sistema: 2.2X 
  • Peso: 13.3 gramos 
  • Sistema de enfoque regulable 
image-2368300-WhatsApp_Image_2017--45c48.jpeg
Filtros de Visión Selectiva
Los Filtros LVH fueron desarrollados para atender las necesidades de personas sensibles a la luminosidad intensa a consecuencia de alguna patología de la visión.
Los filtros para el control del deslumbramiento mejoran el contraste y reducen las molestias de los usuarios con algún tipo de sensibilidad a la luz. Las nuevas monturas permiten aislar los ojos de los efectos nocivos del exterior. Incluso las personas sin problemas oculares deben proteger sus ojos del deslumbramiento para evitar lesiones. Aunque la atmósfera nos protege de forma natural de las radiaciones solares, las emisiones de luz superiores a determinadas longitudes de onda y el deterioro de la capa de ozono nos obligan a extremar las precauciones y utilizar filtros.
Los filtros más utilizados
Dependiendo de la patología ocular, existen filtros con diferente corte de longitud de onda que resultan muy efectivos. Para su utilización es necesaria la prescripción de un profesional cualificado.
  • F100 Degeneración Macular leve, post-cirugía refractiva, fotofobia
  • F100 Plus Glaucoma, cataratas, afaquia, fotofobia
  • F200 Retinosis pigmentaria, glaucoma, cataratas, aniridia, afáquia, albinismo, fotofobia.
  • F300 Fotofobia intensa, post-cirugía refractiva, degeneración macular leve
  • F400 Aniridia, albinismo, fotofobia intensa, retinosis pigmentaria
  • Polarizados Protección para usuarios sin problemas de deslumbramiento
  • F500 Epilepsia NUEVO


Baja Visión 

Si se usan  anteojos, lentes de contacto, medicamentos o después de una cirugía. Las tareas diarias se vuelven difíciles de hacer. Se hace difícil poder leer, hacer las compras, cocinar, ver televisión y escribir, hay ayudas ópticas y no ópticas especiales, Aunque la vista perdida no se recupera, se puede aprender a usar mejor el resto visual. Saber si hay  baja visión tiene muchas señales. Como no reconocer la cara de  amigos o familiares. No ver de cerca al leer, cocinar, coser o no poder hacer las actividades de la vida diaria. Elegir o combinar colores de la ropa, las luces parecen iluminar menos que antes, no poder leer los carteles de la calle, el número del colectivo o los letreros de los comercio. Es necesario el control  oftalmológico lo antes posible. Aproximadamente más de 924.000 personas de más de 55 años padecen de “Baja Visión” en nuestro país. 

Las ayudas ópticas y no ópticas para Baja Visión, permiten  utilizar de manera eficaz el resto visual del que disponen. De esta manera las personas pueden retomar sus actividades preferidas y disfrutar de una vida visualmente activa. Algunas patologías que generan Baja Visión son: Maculopatia relacionada a la Edad, albinismo, Stargard, otras.

¿Cómo sé si tengo baja visión?

Hay muchas señales. Por ejemplo, aunque tenga los anteojos puestos, ¿le resulta difícil hacer alguna de estas cosas?
• Reconocer la cara de sus amigos o familiares.
• Ver bien de cerca cuando lee, cocina, cose o arregla cosas en la casa.
• Elegir o combinar colores de la ropa que se va a poner.
• Hacer cosas en el trabajo o en casa porque las luces parecen iluminar menos que antes.
• Leer los carteles de la calle, el número del colectivo o los letreros de los comercios.
Si nota cambios en su vista, hágase controlar por su oftalmólogo lo antes posible. Piense que aproximadamente 924.000 personas de más de 55 años padecen de “Baja Visión” en nuestro país.
En la mayoría de los casos de personas con Baja Visión que después de haber sido atendidas con todas las posibilidades Oftalmológicas, su Oftalmólogo le comunica que ya no hay ninguna solución ni médica ni quirúrgica para mejorar su visión. Estas personas, que no son ciegas, se resignan a no volver a utilizar sus ojos, llevándolos a realizar una vida sedentaria e inactiva, causando un deterioro físico y envejecimiento prematuro. Cada vez más Oftalmólogos recomiendan la rehabilitación de la Baja Visión.
Las ayudas para Baja Visión, pueden enseñarles a utilizar de manera eficaz el resto visual del que disponen. De esta manera las personas pueden retomar sus actividades preferidas y disfrutar de una vida visualmente activa